Para los niños el Reiki son como bolitas de algodón con alas de mariposa que corretean por las palmas de nuestras manos. Así explican el cosquilleo que sienten cuando descubren la energía de Reiki en los talleres.

Hasta ahora, el Reiki se ha dirigido principalmente a adultos, pero con estos talleres para niños se les brinda la oportunidad de crecer aumentando su intuición, su capacidad sanadora, su nivel de consciencia y la confianza en sí mismos.

Cuando un niño hace Reiki lo hace de forma natural. Llevados por su intuición, se ponen las manos para sentirse bien o calmar un dolor. Instintivamente, hacen lo mismo con sus amigos como algo totalmente normal.

Los talleres de Reiki ofrecen a los niños la posibilidad de estimular positivamente el desarrollo de su individualidad, creatividad y afectividad. A través de lo que en ellos aprenden, pueden sentar las bases de un crecimiento pleno, consciente y con un desarrollo mayor de sus capacidades.

Objetivos

  • Descubrir la energía de Reiki
  • Aprender a relajarse
  • Aprender a meditar
  • Ser conscientes de sus propias capacidades
  • Saber identificar sus distintos estados emocionales y así poder controlarlos
  • Mayor confianza en sí mismos
  • Desarrollo de su sensibilidad sanadora
  • Desarrollo de su intuición

Programa

  • En cada taller los niños reciben una explicación de qué es Reiki, aprenden a sentir la energía, meditan, dibujan,  aprender a dar Reiki a sí mismos y a los demás y, sobre todo, comparten lo que están experimentando en cada momento.
  • Los talleres están dirigidos a niños de entre 6 y 10 años aproximadamente.
  • Se recomienda venir al taller con ropa cómoda y calcetines para usar durante las actividades.
  • Asistentes: Mínimo 4, máximo 8 niños
  • Material facilitado por el profesor

DURACIÓN: 2 horas

PRECIO: 20 euros