Reiki es una palabra de origen japonés que significa Energía Universal (Rei) y Energía Vital (Ki). El Reiki es un antiguo arte de sanación descubierto en Japón a principios del siglo XX (1922) por el Dr. Mikao Usui Sensei que consiste en la canalización de la Energía Universal y Vital a través de las manos.

Todos tenemos la capacidad de utilizar la energía de Reiki para curar y ayudarnos a nosotros mismos y a otras personas. No es necesario tener ningún don especial. Esta capacidad se activa mediante iniciaciones realizadas por un maestro de Reiki. Después de recibir la iniciación, la energía de Reiki fluye a través de las manos del sanador actuando en todos los planos del ser humano: físico, mental, emocional y espiritual. De este modo Reiki se convierte en un camino de sanación, autoconocimiento y desarrollo interior que ayuda a expandir la conciencia

La energía de Reiki soluciona los problemas físicos pero también llega hasta el origen de los mismos de manera que cambiando las pautas de comportamiento podemos evitar la reaparición de la enfermedad.

En 1995, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la Técnica de Reiki -Sistema Tradicional Dr. Usui- como una práctica terapéutica alternativa complementaria.

En la actualidad, numerosos hospitales de la Sanidad Pública española tales como La Paz, Gregorio Marañón, Doce de Octubre o Ramón y Cajal de Madrid utilizan Reiki como complemento a los tratamientos de pacientes con cáncer y también con sus familiares para combatir el estado de ansiedad y estrés generado por esta enfermedad.

LOS CINCO PRINCIPIOS DEL REIKI

Usui Sensei resumió en estos principios la esencia del Reiki:

Tan solo por hoy no te enfades

Tan solo por hoy no te preocupes

Tan solo por hoy trabaja honrada y diligentemente

Tan solo por hoy sé amable con los demás

Tan solo por hoy sé agradecido

La voluntad de su cumplimiento cada día aumenta la consciencia y la capacidad de autosanación mental, espiritual física y emocional.

Anuncios